.

Desde mi ventana

Desde mi ventana
Desde mi ventana
" "Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo".- Evelyn Beatrice Hall"

domingo, 19 de julio de 2009

Mi promesa con Monica - Mateo 25, 14-30 - La Parabola de los talentos

Hace unos meses tuve una conversacion con una personita, hablabamos de sus dones que eran muchos para combatir el aburrimiento... Y con relacion a ello yo le nombre la parabola de los talentos, ella no la conocia y le dije mañana te la pongo...¿Mañana? mi ajetreada vida ha hecho que el mañana sea tres meses despues, pero mas vale tarde que nunca ....

Los talentos no sólo son materiales. Los talentos son también las cualidades que Dios nos ha dado a cada uno.

Analiza tu jornada. ¿Qué has hecho hoy? ¿Qué cualidades han dado su fruto? ¿Cuántas veces has dejado sin hacer lo que debías?

¿Cuantas veces si caer en multiplicar los muchos telentos que te ha dado Dios te has quejado de aburrimiento?

Yo misma Monica, he desperdiciado mis "talentos" ya que ante una promesa hecha hacia ti de copiarte esta parabola... Seguramente en muchos ratos me deje vencer por la desidia y el aburrimiento.

Un beso mi niña, ya la comentaremos, te dejo con la parabola de los talentos y tu tienes muchos recuerdalo siempre



Parábola de los talentos
Mateo 25, 14-30. Tiempo Ordinario. ¿Qué has hecho hoy? ¿Cuántas veces has dejado sin hacer lo que debías?


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Es también como un hombre que al marcharse de su tierra llamó a sus servidores y les entregó sus bienes. A uno le dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno sólo: a cada uno según su capacidad; y se marchó. El que había recibido cinco talentos fue inmediatamente y se puso a negociar con ellos y llegó a ganar otros cinco. Del mismo modo, el que había recibido dos ganó otros dos. Pero el que había recibido uno fue, cavó en la tierra y escondió el dinero de su señor. Después de mucho tiempo, regresó el amo de dichos servidores e hizo cuentas con ellos. Llegado el que había recibido los cinco talentos, presentó otros cinco diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste, he aquí otros cinco que he ganado. Le respondió su amo: Muy bien, siervo bueno y fiel; puesto que has sido fiel en lo poco, yo te confiaré lo mucho; entra en el gozo de tu señor. Llegado también el que había recibido los dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste, he aquí otros dos que he ganado. Le respondió su amo: Muy bien siervo bueno y fiel; puesto que has sido fiel en lo poco, yo te confiaré lo mucho: entra en el gozo de tu señor. Llegado por fin el que había recibido un talento, dijo: Señor, sé que eres hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por eso tuve miedo, fui y escondí tu talento en tierra: aquí tienes lo tuyo. Le respondió su amo, diciendo: Siervo malo y perezoso, sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo de donde no he esparcido; por eso mismo debías haber dado tu dinero a los banqueros, y así, al venir yo, hubiera recibido lo mío junto con los intereses. Por lo tanto, quitadle el talento y dádselo al que tiene los diez. ...

(ejem .... sirva como parabola y ejemplo, pero ... solo eso)

Ahora lo dejaremos asi Monica, pero prometo suavizar a Mateo :P

No hay comentarios: