.

Desde mi ventana

Desde mi ventana
Desde mi ventana
" "Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo".- Evelyn Beatrice Hall"

miércoles, 2 de febrero de 2011

Uno de los tres teléfonos del chivatazo a ETA pertenece al número dos de Rubalcaba (caso faisan)

Copio de nuevo el video (dura un minuto) del post anterior, pero es que el final habla de este caso al que el mismo Rubalcaba califica como muy grave y de otros casos donde tambien miente con un cinismo asombroso..Una vez "cazado" y apartado el señor Garzon que paralizaba estos casos molestos para el gobierno, la verdad parece empezar salir a la luz... Aunque nunca se aclarara del todo, como paso con temas similares



Hoy tengo sueño y no voy a comentar demasiado la noticia, solo dire que que mono es Rubalcaba..Es siniestro parece que esta siempre donde huele a muerto (GAL; ETA; FAISAN; NEGOCIACIONES, 11 M, 12M, 13 M y encima el tio miente y es cinico diciendo que los españoles se merecen un gobierno que no les mienta, pues que se largue ya hombre!

Recordemos que El caso Faisán se inició como consecuencia de que una persona, supuestamente relacionada con las Fuerzas de Seguridad, el 4 de mayo de 2006 entregó un teléfono móvil al presunto colaborador de ETA Joseba Elosua a través del cual recibió una llamada que alertó a la red de extorsión de que les estaban investigando y de que podían ser detenidos en cualquier momento.policial( red de extorsión de ETA conocida como impuesto revolucionario. )

La investigación, iniciada por el juez Baltasar Garzón, se centró en el análisis de los cruces de llamadas sobre la zona del bar Faisán, en Behobia, junto a la frontera, del que Elosua era propietario y en el que se entregó el móvil. Garzón tomó declaración como testigos a 47 personas que tenían móviles que operaron en la zona del Faisán, a 11 policías también como testigos y a otros tres en calidad de imputados. Nadie identificó al agente que pasó el móvil a Elosua... Curiosamente y con el apoyo de la fiscalia archivo uno de los casos mas graves y escandalosos del gobierno zp en su mal llamado proceso de paz

La investigación de la filtración ha corrido a cargo de varios magistrados de la Audiencia Nacional. En primer lugar, de Fernando Grande-Marlaska, que suplió a Garzón durante su año sabático; después al volver Garzon de EEUU logicamente le fue asignada y termino archivandola y, finalmente, la ha reactivado su sustituto. Y en las nuevas investigaciones se han encontrado tres telefonos que realizaron las llamadas y pertenecen al Ministerio del Interior

Uno de los tres teléfonos de la Subsecretaría del Ministerio del Interior desde los que se hicieron llamadas a los imputados por el chivatazo en los días anteriores y posteriores al soplo pertenece al secretario de Estado de este Departamento, Antonio Camacho.

Además, un segundo teléfono de esos tres, en este caso un número fijo, corresponde a una centralita del Ministerio del Interior, según confirmaron a Europa Press fuentes de la investigación que, sin embargo, no lograron identificar al usuario del otro teléfono móvil.


Los tres números de teléfono han sido facilitados en su integridad en el auto firmado por el juez Ruz. De esta forma, el número 6867XXXXX pertenece a Antonio Camacho y el 9153XXXXXX es el de la centralita del Ministerio del Interior. El usuario del tercer número, el 6294XXXXX, es el que las fuentes consultadas no han podido identificar.

Esta tarde, Pablo Ruz había pedido identificar a los titulares de los tres teléfonos. En un auto el magistrado de la Audiencia Nacional considera "pertinente, necesario, útil y posible para los fines de la investigación" practicar ocho nuevas diligencias en el caso del chivatazo a la banda terrorista ETA.

Actualmente, en la causa están imputados el ex director general de Policía y dirigente del PSE en Álava Víctor García Hidalgo, un inspector de la Brigada de Información de Álava, José María Ballesteros y Pamies. Detrás del soplo, según el juez, podrían haberse cometido dos delitos: uno, de revelación de secretos por parte de un funcionario público y, otro de colaboración con banda armada. El primero de ellos está penado con hasta tres años de prisión, mientras que el segundo de ellos con un máximo de diez años de cárcel.

En la resolución judicial, Ruz accede este martes a que se identifique a los usuarios de los teléfonos dependientes del Ministerio que encabeza Alfredo Pérez Rubalcaba pero no a su citación en estos momentos, tal y como pedían las víctimas. Sin embargo, el magistrado no cierra la puerta a que los miembros de Interior sean citados cuando ya hayan sido identificados. "Una vez realizada dicha identificación se dictará por este instructor el pronunciamiento oportuno respecto de la solicitud interesada de declaración testifical por parte de quienes resultaran identificados como tales usuarios", subraya el juez en el auto.

Además, el magistrado que sustituye a Baltasar Garzón –quien tuvo paralizada la investigación de los hechos durante más de tres años- pide al equipo investigador del chivatazo, dirigido por Carlos G., un "informe ampliatorio" sobre el tráfico de llamadas que se produjo en torno al bar de Joseba Elosúa y reclama a sus miembros que las pongan en relación con su anterior informe, en el que no aparecían por carecer de "relevancia para la determinación de la autoría de los hechos investigados".

Fuentes : El Pais, Libertad Digital

2 comentarios:

Ana dijo...

Toda la trama es digna de un buen libro de espionaje, traición, muerte.. vamos un thriller de los buenos.
Rubalcaba poco a poco se le va viendo la calva...

Besitos

Natalia Pastor dijo...

Un asunto como el "caso Faisán", el escándalo más grave de la democracia, que estaba agonizando en manos de Garzón, ha tomado un giro en manos del juez Ruz, que la brújula apunta directamente al Ministerio del Interior.
De entrada el caso ya es un sumario, y no se trata de sólo una acusación sobre revelación de secretos, sino también de colaboración con banda armada.

Me pregunto si cuando se cierre el cepo sobre el tobillo de Camacho, éste callará como hizo Barrionuevo o decidirá que él no rumiará su abandono entre rejas y optará por cantar "La Traviata".