.

Desde mi ventana

Desde mi ventana
Desde mi ventana
" "Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo".- Evelyn Beatrice Hall"

viernes, 12 de junio de 2009

Tendremos un destino "escrito"?

Estas cosas hacen pensar.Por lo menos a mi..¿Tendremos un destino "escrito"?

Salvó la vida al perder el vuelo de Air France para morir luego en la carretera.

-La italiana Johanna Ganthaler, pensionista, estaba de vacaciones en Brasil
-Su esposo, que también perdió el avión, se encuentra herido grave
-Su coche chocó con un camión en la localidad austriaca de Kufstein


Una mujer italiana que llegó tarde al aeropuerto de Río de Janeiro y perdió el de Air France que cayó al Atlántico la pasada semana, ha fallecido en un accidente de tráfico en Austria. Su esposo, que también perdió el avión, se encuentra herido grave. Su coche chocó con un camión en la localidad de Kufstein.

Según el diario británico 'The Times', Johanna Ganthaler, pensionista, se encontraba de vacaciones en Brasil junto a su marido, Kurt. Ambos perdieron el vuelo 447 de Air France en Río de Janeiro con destino a París y, según informa la agencia de noticias ANSA, cogieron otro al día siguiente.

228 personas iban a bordo del vuelo 447 de Air France que cayó al Atlántico la pasada semana. Brasil y Francia trabajan conjuntamente para rescatar los cuerpos de las víctimas del agua.

www.elmundo.es

1 comentario:

Rita dijo...

Hola maría, gracias por tus palabras de ánimo en mi blog, es cierto no hay esperanzas, solo paciencia en esta dolorosa espera que, gracias a los adelantos de la medicina, a veces, te da la sensación de que no pasa nada, que todo es una pesadilla. Pero no, no lo es, es la dura u cruel realidad a que les lleva a algunas personas el consumo del tabaco. Puedes imaginar de que te hablo. Solo nos queda pedir fuerzas al Todopoderoso para sobrellevarlo. Respecto a tu entrada te diré que yo creo bastante en el destino, ya ves esta señora, el destino la buscó y la encontró. Menos mal que no conocemos nuestro destino, sería tremendo. Un beso amiga mía